31/7/08

PELIGRO





ray (L)

20/7/08

feliz dia!!!




















gracias por ser parte de esto.

no queda mas para decir


que gracias.

12/7/08

Mitologia del agua.

El mar ha sido tema de inspiracion para numerosos textos.En ellos, aparecen tesoros escondidos y seres fantasticos que ayudan al ser humano en desastres y naufraagios, contrastando con otros de signo contrario, que hunden las embarcaciones y devoran a sus tripulantes.
De entre estos seres de leyenda, tal vez el mas conocido de todos sea el de la sirena.Mujer con cola de pez que entona bellas canciones, mientras arregla sus largos cabellos con peines de oro y que habita una isla del Mediterráneo, espera pacientemente atraer a navegantes con su música y su dulce canto, para que sis naves zozobren en la costa.
Posiblemente la narración más emblemática de todas sea la de Homero, que en su obra La Odisea presenta a su héreo Ulises, ordenando a sus hombres que se tapen los oídos con cera y que él mismo sea atado al mastil de la embarcación, dando órdenes de no ser destado bajo ningún concept, siguiendo los consejos de Circe que le habia advertido de los peligros que llegaría a encontrar en sus singladura.
Para algunos, estas sirenas eran hijas de la musa Melpómene y del dios Aqueloo, en cambio otros, se inclinaron por Aqueloo y Estérope.
El munso clásico las representó bajo el aspecto de un pájaro con cabeza de mujer, y tal vez éste fue el motivo por el que Ovidio las describiera en su Metamorfosis, como aves de plumaje rojizo y rostro de virgen, auqnue advirtiera que no siempre poseían dicho aspecto.
Del latín, siren-sirenis, la serena, forma empleada tradicionalmente en Asturias, ya aparece en el Principado desde muy antiguo. Una de las muchas historias que hacen referencia a este ser, es la que narra cómo una hermosa doncella, buna y cantarina, estaba tan enamorada del mar, que cierto dia su madre, harta de su obsesiva pasión por el inmenso oceana, le lanzó esta maldición: "¡Así permita Dios que te hagas pez!" Aquel mismo día y cuando se encontraba en el agua, vio cómo sus piernas se convertían en cola de pez. Resiganada ante tal hecho, convirtió el agua en su hábitat natural. Desde entonces, sentada en una roca, canta hermosas melodías. La lírica popular lo refiere así:

La serena de la mar
es una moza gallarda,
que por una maldicion
la tiene Dios en el agua
Otra narración antiquísima transcurre en la localidad costera de la Luarca, en la que se cuenta cómo una sirena tuvo un hijo con el capitán de una nave vikinga. Al poco tiempo, abandonada y consumida por la tristeza, dejó a su pequeño en una roca. Las gaviotas, compadeciéndose ante dicha escena, cogieron al niño con sus fuertes picos y lo trasladaron a la torre de la iglesia de Santa Eulalia. Sus graznidos despertadon al párroco, al sacristán y a otras gentes de sueño ligero. El niño fue creciendo hasta convertirse en un aguerrido joven que marchó a pelear contra los moros, casándose finalmente con una infatina de Portugal.
Jesús Evaristo Casariego cuenta lo siguiente: " tres gaviotas albas, con las alas tendidas, ornaban los cuarteles azur del escudo que hizo pintar el más sabio de los reyes de armas de Asturias". Asi mismo, perpetuó esta tradición con el titulo de Fuerte Gabilueto, que dice lo siguiente:
Fuerte Gabilueto,
que vino del mar,
con una infantine
casó en Portugal.
La niña era blanca
y era verde el mar;
la niña tenia color
de coral y los ojos verdes
como verde mar.
Dirante la Edad Media existían numerosas leyendas que atribuían enlaces entre estos seres y los humanos, cuya u´nica función era la de afianzar el linaje así formado, otrogándole mayor poder debido a estas uniones con divinidades marinas. Existen numerosos escudos en la heráldica asturiana, de apellidos ilustres, que viene a confirmar dicha tradicion.
Mas tarde, de nuevo de la Iglesia, conocedora de los mitos clásicos grecorromanod, añadió a la sirena al mito de Ulises, presentandolas como las causantes de la perdición del hombre y convirtiéndolas en la representacion de la lujuria y el pecado, siendo despojadas del papel de divinidades marinas que habian despempañado hasta entonces.
Finalizando esta breve pincelada sobre la mitología dle agua, no podemos olvidar que la serena asturiana posee su contrapartida masculina con el llamdo "hombre Marín".Su argumento está basado en una antigua tradición, que cuenta cómo la hija del rey de España (no es citado el nombre de ella ni el de su padre) fue a lavar a un rio cercano al mar.
Allí perdió su anillo, quedando llorando su pérdida. Fue entonces cuando acertó a pasar un apuesto caballero que le preguntó por la causa de su tristeza.
"-- ¿Qué daríais a quién os lo rescate?
-- Cien escudos de oro -(contesto la princesa)- y mi amor."
El caballero se lanzó al agua en busca del anillo, pero no volvió a aparecer.
Existen otras variantes asturianas en las que la princesa va a por agua a una fuente o bien se baña a orillas del mar, momento en que pierde su corona o su anillo,apareciendo mas tarde el hombre Marin.
En ocasiones, este buscador de la joya desparecida, pertenece a la nobleza, a la burguesia o simplemente al pueblo llano.
Es posible que otras narraciones similares estén inspiradas en el Trtón de la literaura clásica, pues en estas historias, el personaje principal es un ser anfibio de aspecto humano que se oculta en las cavernas del litoral, los días de temporal, acechando al momento oportuno para efectuar incursiones y asolar los pueblos costeros. Constantino Cabal, en su obra La mitologia asturiana, cuenta que dicho ser asediaba y perseguía a las jovenes, al igual que los antiguos sátiros. Estas leyendas comunes en toda la zona costera asturiana, siguen en mayor o menor medida pautas semejantes.
Extraido de:
Asturias Mágica de Xavier Musquera.